Suscribe-te a Nuestro Boletin Gratuito y Te REVELARÉ TODOS LOS SECRETOS de los MAGNATES DE INTERNET, que herramientas usan en su arsenal y como tu también puedes llegar a ser uno y además GÁNATE ESTOS IMPORTANTES EBOOKS: Mercadotecnia en Internet, El diccionario de E-marketing y Un regalo Sorpresa
- Nombre - - Email -

jueves, 17 de junio de 2010

EL AHORRO UN HÁBITO DESDE LA NIÑEZ

Fuente Skandia.
En esta oportunidad me detendré a hablar del ahorro y sus beneficios, teniendo en cuenta que este es quizás uno de los hábitos, más importantes, que desde muy pequeños debemos empezar a cultivar y el cual nos permitirá alcanzar las metas que nos tracemos para el futuro.
Ahorro, es guardar una parte del dinero que se recibe mensual o semanalmente. Siempre debemos guardarlo con un objetivo específico, por ejemplo, comprar el regalo para mamá o papá en el día de sus cumpleaños o comprar esos tenis que viste en el centro comercial el fin de semana, o el vídeo juego que saldrá próximamente.

Cualquiera que sea el objetivo, lo más importante es conocer los beneficios que nos
genera ahorrar. Más allá de guardar dinero para comprar lo que se desea, el ahorro nos permite adquirir hábitos de organización y planeación. Si sólo nos dedicamos a gastar y gastar, nunca contaremos con un dinero extra para comprar eso que tanto queremos, o en el caso de los padres y familiares mayores, adquirir un carro nuevo, comprar la casa propia o salir de vacaciones en familia.

Mensaje para hoy: el 87% de la población económicamente activa en Colombia esta endeudada.

A través del ahorro podemos planear de mejor manera nuestro futuro e ir alcanzando
cada una de las metas que nos proponemos. No debemos esperar a ser grandes para
empezar a ahorrar, este es un hábito que podemos crear desde que somos pequeños y que a medida que nuestros ingresos van aumentando, nos permitirá, cada vez más,
conseguir nuevas y mejores cosas.

Reflexión: Te has puesto a pensar que si desde ya empiezas a ahorrar una parte de la mesada que semanalmente te dan tus papás, podrías a fin de año contar con un dinero para comprar eso que tanto deseas, o incluso invitar a una amiga a ir al cine, sin tener que pedir nuevamente plata a papá y a mamá.

Dicho de otra manera, el ahorro nos permite acumular el dinero necesario para adquirir lo que se quiere. El dinero es un recurso de gran valor, que como tal no se consigue fácilmente y que hay gastarlo de manera adecuada, sin derrocharlo. No se
trata de no comprar nada ahora, sino de saber qué y cómo comprar. Si, por ejemplo ya
tienes un juego nuevo, para que comprar otros ahora mismo, deberías ahorrar ese
dinero que te esta sobrando para acumular un poco más y comprar un juego más nuevo o incluso, con ayuda de los papas, pensar en cambiar el X Box que tienes en este momento, por la última versión.

Para ayudarte en este propósito a continuación encontrarás unos consejos prácticos:
− Haz cuentas de cuánta plata te dan semanalmente tus papás.
− Toma lápiz y papel y haz tu propio presupuesto.
− Dentro de tu presupuesto incluye un ítem que se llame ahorro.
− Proponte un objetivo y una meta de dinero para el ahorro que vas a empezar a hacer.
− Define la cantidad de dinero que quieres o puedes destinar para este ahorro
− Guarda este dinero en una alcancía, o si lo prefieres, dáselo a guardar a tus papás.
− Revisa semanalmente como aumenta tu ahorro.

Lo que se estanca se pudre y la gente aprende por crisis o reflexión, menos mal que usted aprende por reflexión. 

LA HISTORIA DEL BURRO

Cuenta esta historia que un joven de la ciudad se fué al campo y le compró un burro a un viejo campesino, por $ 100.

El campesino acordó entregarle el animal al día siguiente, pero al día siguiente el campesino le dijo:

- Lo siento hijo, pero tengo malas noticias... el burro murió.

- Bueno, entonces devuélvame mi dinero...

- No puedo, ya lo he gastado…

- Bien... da igual, entrégueme el burro...

- Y ¿para qué?... ¿Qué va a hacer con él?

- Lo voy a rifar.

- ¡Estás loco! ¿Cómo vas a rifar un burro muerto?

- Es que no voy a decir a nadie que está muerto, por supuesto.

Un mes después de este suceso, se volvieron a encontrar el viejo vendedor y el joven comprador.

-Que pasó con el Burro?

- Lo rifé, vendí 500 rifas a $ 2.- y gané $998.-

-¿Y nadie se quejó?

- Sólo el ganador... pero a él le devolví sus $ 2.

CONCLUSIÓN: éste es un ejemplo de cómo convertir una situación desfavorable, en un éxito.

Mega Robot Forex

SEO Marketing Tools

Loading...